También los mayores podemos aprender

Tempo de Leitura: 5 minutos

Las últimas estadísticas aseguran que la brecha generacional en el uso de las TIC está disminuyendo. Todavía una cuarta parte de la población española no se ha conectado a Internet en el último año. Esta brecha es mucho mayor en los mayores de 65 años. El teléfono móvil adquiere una gran importancia a la hora de valorar el acceso a las nuevas tecnologías entre los mayores de 55 años. La necesidad y el deseo de conectarse con amigos y familiares han propiciado el incremento de este instrumento de comunicación.

Blanca Tello *

 

tambien-los-mayores-podemos-aprenderDurante las últimas semanas hemos leído en distintos medios de comunicación que una de las principales conclusiones que aparece en el estudio La sociedad de la información en España 2015 es que cada año aumenta el uso de los servicios de Internet por parte de los mayores. En los últimos seis años la utilización de estas tecnologías por parte de los usuarios entre 55 y 64 años ha pasado del 34,6% al 61,4% en 2015.

Estas noticias coinciden en parte con la información de la AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación) y de la EGM (Estudio General de Medios). El informe de abril de 2015 recalca que todavía una cuarta parte de la población española no se ha conectado a Internet en el último año. Esta brecha es mucho mayor en los mayores de 65 años.

El teléfono móvil adquiere una gran importancia a la hora de valorar el acceso a las nuevas tecnologías entre los mayores de 55 años. La necesidad y el deseo de conectarse con amigos y familiares han propiciado el incremento de este instrumento de comunicación.

En un artículo firmado por Marta Fernández Moreno, colaboradora del Imserso y Economista, sobre el uso de las TIC’s por los mayores se analiza la participación y evolución de las personas mayores como usuarias de productos TIC y su comparación con el conjunto de la población. Los datos de su estudio, centrados en el 1º trimestre de 2007, muestran que el 52% de los mayores de 65 años tenían teléfono móvil, el 13% eran usuarios del ordenador, el 8% habían utilizado alguna vez Internet y un 2% eran usuarios de comercio electrónico.

En el periodo 2003-2007 el ritmo de crecimiento de usuarios mayores de comercio electrónico se había multiplicado por 8, con crecimientos similares en el uso de ordenador e internet, muy superior al del conjunto de la población.

En los distintos trabajos e investigaciones de Feliciano Villar Posada, Dr. en Psicología y experto en Psicogerontología, Profesor Titular de la Universidad de Barcelona, se analizan todos los factores que condicionan el acceso de los mayores a las TIC’s. El Dr. Villar destaca la presencia de cada vez más personas mayores de 65 años que presentan una buena salud y que pueden tener por delante 15-20 años sin enfermedades incapacitantes. Este grupo de personas desean implicarse en nuevas actividades y organizar su tiempo de ocio de manera activa.

Por otro lado, voy a referirme al reciente informe del sindicato UGT (2015) sobre La brecha digital en España. En el origen de esta brecha digital encontramos el género o el nivel económico, pero una de las causas más llamativas es la edad, la diferencia intergeneracional en el uso de las TIC’s. En el periodo 2004-2014 el porcentaje de mayores entre 65 y 74 años que utilizan Internet ha pasado del 3% al 26,2%. El total de los españoles entre los 55 y los 74 años que nunca utiliza Internet supera el 50%. En 2005 este porcentaje alcanzaba el 85%.

Otro hecho importante es que la brecha digital por edad transcurre paralela a la brecha digital por género. Así se ha detectado que hasta los 44 años la utilización de Internet es semejante en hombres y mujeres pero a partir de esta edad la diferencia de usuarios de Internet se va separando según se trate de hombres y mujeres hasta alcanzar diferencias superiores a los 10 puntos porcentuales.

Ante los datos objetivos expuestos anteriormente cabe preguntarse por qué muchos españoles mayores no utilizan las nuevas tecnologías, en concreto Internet. Las razones prioritarias que esgrimen estos ciudadanos son la falta de interés (no les interesa, no lo creen útil para su vida) y la falta de conocimientos para utilizarlas; en tercer lugar aparece el elevado coste de las conexiones a Internet. Sin embargo, si preguntamos a la totalidad de la población, una mayoría abrumadora es conscientes de que actualmente – y todavía mucho más en el futuro – el uso de las nuevas tecnologías es fundamental.

Es encomiable el esfuerzo que se está haciendo en Latinoamérica para incorporar a los mayores en el uso de las TIC. En el trabajo realizado por Mauricio N. Boarini, Ernesto P. Cerda y Susana Rocha, de la Universidad Nacional de Rio Cuarto, Argentina, denominado La Educación de los Adultos Mayores en TICs. Nuevas Competencias para la Sociedad de Hoy, se destaca la importancia de la educación en los Adultos Mayores frente al crecimiento acelerado de este sector de la población. Se estima que en el 2050 casi una cuarta parte de la población pertenecerá a este grupo de edad (mayores de 60 años).

La Universidad Nacional de Rio Cuarto, dentro del Programa Educativo de Adultos Mayores (PEAM), algo similar a nuestras Universidades de la Experiencia o Programas Universitarios de Mayores impartidos por nuestras universidades, ha incluido una serie de Talleres y Unidades de gestión encaminadas a formar a los adultos mayores en Nuevas Tecnologías. Desde los procesadores de texto al manejo de internet, pasando por el uso de servicios como el correo electrónico son muchos los temas que se aprenden en estos talleres.

Sería conveniente que las Universidades Españolas incorporaran programas similares en sus cursos dirigidos a mayores, pero también sería interesante que se establecieran los mecanismos necesarios para que nuestros jóvenes, auténticos nativos digitales, tan expertos en TIC’s, transmitieran sus conocimientos a nuestros mayores a través de la promoción de talleres intergeneracionales de nuevas tecnologías.

Los protagonistas están bien definidos; solamente hace falta voluntad política de nuestros dirigentes para que esta acción formativa tome cuerpo. Las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, quienes tienen las competencias en educación y asuntos sociales, pueden unir a estos dos sectores sin demasiado esfuerzo.

(*) Blanca Tello, escreve para mYmO, Madrid. Disponível Aqui

Portal do Envelhecimento

Redação Portal do Envelhecimento

portal-do-envelhecimento escreveu 3789 postsVeja todos os posts de portal-do-envelhecimento