Las emociones a través del curso vital y la vejez

Los trabajos que conforman esta Revista constituyen un conjunto articulado que expone resultados de una única investigación que ha sido desarrollada en equipo por los propios autores. Por esta razón, a pesar de que cada uno de ellos se focaliza en algún contenido en particular, los mismos se hallan íntimamente vinculados entre sí y presentan unidad teórica y metodológica.

Claudia J. Arias y Ricardo Iacub. Editores convidados *

 

las-emociones-a-traves-del-curso-vital-y-la-vejezEl Número Temático 16(1) de la Revista Kairos Gerontologia presenta un conjunto de artículos que abordan la experiencia emocional en distintas etapas del curso vital. Con este objetivo se desarrolló un trabajo de investigación complejo con uso de métodos mixtos y con la inclusión de sujetos pertenecientes a cuatro grupos de edad que transitaban diferentes etapas vitales –desde la juventud hasta la vejez avanzada-. Dicho abordaje permitió alcanzar un conocimiento detallado y profundo acerca de las diversas dimensiones de la experiencia emocional exploradas.

En el primer artículo denominado: “Las emociones en el curso de la vida. Un marco conceptual”, Ricardo Iacub, realiza una exhaustiva revisión de los principales estudios sobre las emociones desde los estudios clásicos hasta las conceptualizaciones más recientes. El autor, se focaliza sobre los cambios que se producen en el curso vital a nivel del desarrollo emocional, analiza las teorías emergentes que evidencian la complejidad de las emociones, la regulación y reactividad emocional, las demandas cognitivas a nivel del procesamiento y la incidencia a nivel cerebral. De este modo el artículo explicita por una parte, el marco conceptual desde el cual se aborda el estudio de la experiencia emocional y por otra se presentan los antecedentes de investigaciones que contribuyeron al planteamiento del problema y al diseño de la investigación.

En el siguiente artículo, “Abordaje metodológico para la exploración de la experiencia emocional en sus distintas dimensiones”, las autoras, Claudia Arias, Luciana Polizzi, María Pavon, María Florencia Giuliani y María Florencia Zariello, dan cuenta de un modo detallado de las decisiones de orden metodológico que acompañaron el desarrollo de la investigación y los motivos que definieron la implementación de un abordaje comprensivo, combinando enfoques cuantitativo y cualitativo. La información proporcionada acerca de los instrumentos de recolección de datos utilizados, las características de los participantes, el trabajo de campo y el análisis de los datos realizado permite tener una clara idea de los procedimientos llevados a cabo desde el inicio de la investigación hasta su finalización.

En el tercer artículo, denominado “Exploración de las dimensiones de las emociones percibidas en cuatro grupos de edad”, de los autores Claudia Arias, María Florencia Giuliani, María Florencia Zariello, María Belén Sabatini, Franco Morales y Noelia Botas, se comienza con la presentación de los resultados. En este caso se exponen los hallazgos logrados a partir del abordaje cuantitativo. Los mismos muestran la existencia de diferencias significativas a favor de los grupos de más edad en las dimensiones de la experiencia emocional relacionadas con la regulación y el control. Por el contrario, no se hallaron diferencias en las dimensiones que exploraban aspectos ligados al funcionamiento fisiológico de los afectos. Estos hallazgos serán contrastados y enriquecidos en los artículos siguientes a partir de los hallazgos cualitativos e ilustrados con las narrativas de los propios participantes.

En el cuarto artículo se inicia la presentación de los resultados alcanzados por la vía cualitativa. Las autoras, Corina Soliverez, Alicia Zrinovich y Noelia Botas, exploran la “Búsqueda de sensaciones” en distintas etapas del curso vital y los cambios que las personas manifiestan que se han producido con el paso del tiempo. Los resultados muestran claras diferencias entre los cuatro grupos de edad. Mientras los más jóvenes buscan activamente experimentar sensaciones intensas y realizar actividades nuevas, los sujetos de mediana edad disminuyen dicha búsqueda y los adultos mayores no buscan experimentar sensaciones intensas. El grupo de más edad, de 80 a 90 años manifiesta que con el paso de los años han modificado su conducta en relación a la búsqueda de sensaciones, adjudicando este cambio a un deseo actual de tranquilidad y de realizar actividades conocidas que le proporcionan placer.

En el siguiente artículo se aborda la “Disimulación emocional”, es decir, las conductas de control de la expresión de las emociones. A partir de la exploración cualitativa, las autoras, María Florencia Giuliani, María Florencia Zariello, Mirta Scolni y Graciela Goris Walker, muestran que las personas entrevistadas refirieron tener dificultades para controlar las señales no verbales de las emociones y dieron importancia al contexto y a las razones para disimular. Los adultos mayores manifestaron disimular ciertas emociones principalmente en su relación con personas cercanas para cuidarlos y evitar lastimarlos. En cambio, los más jóvenes disimulan principalmente en el contexto de relaciones más formales para cumplir con expectativas sociales.

En el artículo denominado “Control cognitivo”, las autoras, Luciana Polizzi, María Pavón y Luisina Faedda, analizan las narrativas respecto a los modos en que las personas controlan sus experiencias emocionales. Se indaga sobre la posibilidad de regular exitosamente y de modo deliberado la intensidad, las circunstancias provocadoras de emociones, y los tipos de emociones experimentadas o expresadas en los diferentes grupos de edad. Los resultados muestran que con el paso de los años, las personas empiezan a poner énfasis en el valor de la experiencia para afrontar y controlar las diferentes situaciones.

En el artículo “Selección de situaciones”, los autores, Enrique Lombardo, Belén Sabatini, Franco Morales y Andrés Jensen, muestran que en todas las etapas de la vida se seleccionan y evitan situaciones de manera activa, aunque el tipo de situaciones varíe según el grupo de edad. Específicamente los grupo de más edad muestran que dicha búsqueda tiene que ver principalmente con lo vincular, con el encuentro y la reunión con amigos, pareja y familia que proporcionan bienestar.

En el artículo siguiente, “Análisis de las diferentes dimensiones en el grupo etario de 80 a 90 años”, a diferencia de los anteriores que trabajan por separado cada experiencia emocional en todos los grupos de edad estudiados, los autores, Ricardo Iacub, Cecilia Acotto, Nélida Álvarez, Paula Lagarrigue, Luciana Machluk, María Rossi, Carla Seufer, Gimena Silvera, Claudia Yavitz y Aída Zuzenberg, se focalizan exclusivamente en el análisis en profundidad de todas las dimensiones en un solo grupo de edad, el de 80 a 90 años. Esto permitió analizar el discurso de las personas entrevistadas con mayor profundidad y obtener un conocimiento más amplio de su realidad emocional.

En el último artículo – “Reflexiones finales acerca de la experiencia emocional en distintas etapas del ciclo vital” – que compone este Número Temático, la autora Claudia J. Arias presenta las conclusiones alcanzadas en relación a la experiencia emocional en las distintas etapas de la vida en general, y en la vejez, en particular, poniendo en evidencia la consistencia entre los resultados alcanzados a partir de la exploración cuantitativa y cualitativa. En ambos casos se manifiesta la presencia de cambios positivos en relación a las emociones durante el envejecimiento. Los mismos involucran fundamentalmente la regulación, el control y la madurez emocional, así como la búsqueda intencionada de situaciones placenteras conocidas que aseguren el bienestar sin llegar al desborde.

La lectura de este Número Temático, en su conjunto, nos permite reflexionar acerca de las adquisiciones que se van logrando a lo largo del curso vital en relación al control y regulación de las emociones. Podrá observarse que dichas adquisiciones van de la mano del logro de un mayor conocimiento de sí mismo y de los demás, que permite anticipar ciertas situaciones y decidir en consecuencia. Sin duda, los contextos interpersonales son el escenario privilegiado donde se ponen en juego las habilidades de control y de regulación emocional.

* Claudia J. Arias – Licenciada en Psicología. Magister en Psicología Social. Docente e investigadora. Facultad de Psicología. Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina. E-mail: cjarias@mdp.edu.ar

Ricardo Iacub – Doutor em Psicologia, Faculdade de Psicologia da Universidade de Buenos Aires. Docente. Pesquisador do Curso de Pós-Graduação em PsicoGerontologia/UBA e Universidade de Mar del Plata e Rosario (Arg.). E-mail: riacub@fibertel.com.ar

Leia a revista na íntegra Aqui

Portal do Envelhecimento

Portal do Envelhecimento

Redação Portal do Envelhecimento

portal-do-envelhecimento escreveu 2585 postsVeja todos os posts de portal-do-envelhecimento