Jubilados argentinos piden que les provea Viagra

El Movimiento Nuevo de Adultos Mayores (MONAM) pidió a las autoridades de la obra social PAMI que consideren la posibilidad de proveer a sus afiliados de manera gratuita la medicación oral para la disfunción eréctil conocida por su nombre comercial Viagra.

Natalia Muñiz

 

Desde hace décadas estamos siendo partícipes de una revolución demográfica: dado los avances sanitarios, científicos, tecnológicos, entre otros, cada vez llegan más personas a la vejez y a la vez son longevas. Este fenómeno está acompañado a otro: los nuevos adultos mayores rompieron con los modelos tradicionales de vejez y están moldeando nuevos, donde se los represente activos, capaces y con ganas de continuar en el ruedo en el plano deportivo, educativo (se lo observa en los cursos de las universidades de tercera edad y en los centros de jubilados), social, familiar… y también en el sexual.

En la petición, firmada por el presidente del Movimiento, Segundo Casanova, se señaló que los adultos mayores “también tenemos derecho a gozar con plenitud los momentos de placer que proporciona hacer el amor” y se destacó que la medida proveería “una mejor calidad de vida” en esa etapa de la vida.

Consultada por este diario, la sexóloga y gerontóloga Gloria Loresi Imaz se manifestó a favor de la gestión de este pedido y destacó que aumentaron las consultas de los hombres solos y en pareja, y si bien “los motiva diferentes problemáticas, la más usual es la disfunción eréctil”.

“Los beneficios del sexo en la tercera edad es igual al de otras edades: mejora el ánimo, la autoestima, hace sentir que uno es importante para el otro, desarrolla la creatividad”, indicó.

Por su parte, el sexólogo Adrián Sapetti -autor del libro “Locura y arte”, entre otros- sostuvo que “relacionar el sexo solo con los jóvenes es un disparate” y señaló que tiene pacientes de “80 y hasta 92 años”. “Si una persona tuvo una vida sexual satisfactoria la va a defender a muerte. En cambio, si tuvo una sexualidad disfuncional, sufriente, para esa persona es una liberación (no tener más encuentros sexuales)”, explicó.

En tanto, ambos profesionales señalaron la importancia de controles médicos previos, y las farmacias consultadas por este diario señalaron que el PAMI otorga el 50 por ciento de descuento en fármacos de disfunción eréctil -en el mercado hay una veintena-, siempre con receta.

Recuadro: Se derrumban viejos prejuicios

La sexóloga Gloria loresi Imaz destacó que cada vez más hombres y mujeres mayores realizan consultas para mantenerse activos sexualmente, al derrumbarse viejos prejuicios. “A medida que se va teniendo más permiso social, también se habla más”, aseguró.

Por su parte, el sexólogo Adrián Sapetti señaló que “por lo general, las personas están interesadas en tener una sexualidad activa” y comentó que “tenía un paciente de 82 años, que estaba bárbaro, un tipo muy florido sexualmente y tomaba suplementos”.

“El tema de la ‘vieja loca’ y ‘viejo loco’ ya es casi parte del olvido, son prejuicios sociales -afirmó-. La gente llega hoy a los 60, 70 en buenas condiciones, practican natación, gimnasia, yoga, bailan tango, están en plena actividad. Muchos están separados o viudos y quieren encontrar una pareja”. Mientras tanto, otros quieren revitalizar la sexualidad en su matrimonio.

* Nota publicada en Diario Popular el domingo 4 de setiembre de 2011.

Portal do Envelhecimento

Portal do Envelhecimento

Redação Portal do Envelhecimento

portal-do-envelhecimento escreveu 2597 postsVeja todos os posts de portal-do-envelhecimento