El “miedo de caer” aumenta el riesgo de caídas en las personas mayores

Tempo de Leitura: 2 minutos

El miedo de caer es común en la gente mayor y está asociado con problemas de equilibrio, ansiedad, depresión y debilidad. Y aunque existen servicios para ayudar a los ancianos a mejorar su fuerza y equilibrio, aprender técnicas para levantarse luego de una caída, y eliminar obstáculos que pudieran hacerlos tropezar, hay una escasez crónica de estos servicios, y en muchos lugares ni siquiera existen.

Paula Span *


Diferentes investigadores han encontrado que el miedo a caer muy probablemente aumente el riesgo de una persona mayor de tener una caída. Un estudio publicado en el British Medical Journal encontró que la relación se mantuvo incluso cuando no estaban realmente en alto riesgo. Investigadores australianos y belgas dijeron que las ansiedades y temores irracionales deberían ser tenidos en cuenta a la hora de evaluar el riesgo de caer de una persona.

En el mismo, durante un año se estudiaron en Sydney a quinientos ancianos con una edad promedio de 78 años a los que se les evaluaron los niveles de ejercicio y actividad, así como pruebas para evaluar la depresión y la ansiedad. Todos los participantes también se sometieron a amplios controles médicos y psicológicos antes de ser calificados por su riesgo real de sufrir caídas.

Durante el estudio, el 43% de ellos informó de una o más caídas. Para hacer un análisis más detallado se dividió la muestra en cuatro grupos de ancianos basados en la disparidad que exhibían entre el riesgo real y el percibido. El grupo mas “ansioso”, pese al bajo riesgo de caídas, presentaba síntomas depresivos, rasgos neuróticos de la personalidad y la salud física deficiente. Casi el 40% de este grupo sufrió varias caídas durante el año del estudio.

En cambio, en el grupo “estoico” había un alto riesgo físico de caer, pero no temían que les ocurriera, y entre ellos sólo uno de cada tres experimentaron una o más caídas.

Los investigadores hallaron que estas perspectivas ofrecen cierta protección adicinal contra las caídas y estan relacionados con una actitud positiva ante la vida, actividad física, y participación comunitaria.

En su informe los investigadores, encabezadospor el Dr. Stephen Lord de la Universidad de Nueva Gales del Sur, dijeron: “El miedo excesivo de caer puede dar lugar a restricciones innecesarias en la participación en actividades físicas y sociales, resultando en la pérdida de acondicionamiento físico, mala calidad de vida, aislamiento social, depresión y trastornos psicológicos. “

Concluyeron que las estrategias dirigidas a reducir el miedo de caer – como la terapia cognitivo-conductual – debería aplicarse para todos aquellos que estaban ansiosos.

Michelle Mitchell, directora del area de cuidados para ancianos en el Reino Unido, dijo: “Es bien sabido que el miedo de caer entre las personas mayores y aquellos que cuidan de ellos reduce la calidad de vida de las y bienestar, y puede llevar al aislamiento y la soledad.

“El mensaje no es: no te preocupes por las caídas”, dijo el Dr. Lord. Es que si bien el temor puede hacer que las personas entren en una espiral descendente, también puede generar una espiral para arriba.”

Fuente: New York Times, Acesse Aqui, 5 de septiembre de 2010

Portal do Envelhecimento

Redação Portal do Envelhecimento

portal-do-envelhecimento escreveu 3737 postsVeja todos os posts de portal-do-envelhecimento