Ciudades amigables, por la mejora del entorno urbano para las personas mayores

El mundo está envejeciendo rápidamente: para el año 2050, el número de personas de 60 años de edad y más como proporción de la población global se habrá duplicado, de 11% en el 2006 a 22%. Para entonces, por primera vez en la historia de la humanidad, habrá más personas mayores que niños (de 0-14 años de edad) en la población.Los países en desarrollo están envejeciendo a un ritmo mucho mayor que los países desarrollados: dentro de cinco décadas, poco más del 80% de las personas mayores del mundo vivirán en países en desarrollo, frente al 60% en el 2005.

Cristina Fariñas

ciudades-amigables-por-la-mejora-del-entorno-urbano-para-las-personas-mayoresAl mismo tiempo nuestro mundo se asemeja a una ciudad en crecimiento: a partir del 2007, más de la mitad de la población mundial global vive en ciudades. Las mega-ciudades, es decir, ciudades con 10 millones de habitantes o más, se multiplicaron diez veces- de 2 a 20- durante el siglo XX, representando – ya en el 2005 – el 9% de la población urbana mundial. El número y la proporción de habitantes urbanos seguirán creciendo en las décadas por venir, en especial en las ciudades con menos de cinco millones de habitantes. Una vez más, este crecimiento muestra un ritmo mucho mayor en las regiones en desarrollo. Para el año 2030, cerca de tres de cada cinco personas del mundo vivirá en alguna ciudad y el número de habitantes urbanos en las regiones menos desarrolladas será casi cuatro veces mayor que en las regiones desarrolladas.

Adicionalmente, más personas mayores están viviendo en las ciudades. En los países desarrollados, la proporción de la población adulta que reside en las ciudades es comparable a la de los grupos de menor edad, cercana al 80%, y crecerá al mismo ritmo. En los países en desarrollo, sin embargo, la proporción de personas mayores en comunidades urbanas se multiplicará 16 veces, desde cerca de 56 millones en 1998 a más de 908 millones en el 2050. Para entonces, las personas mayores representarán una cuarta parte de la población urbana total en los países menos desarrollados.

Por otra parte las personas mayores necesitan tener estructuras y servicios que sostengan el bienestar y la productividad de sus residentes. Las personas mayores requieren entornos de vida facilitadores y de apoyo para compensar los cambios físicos y sociales asociados al envejecimiento. Esta necesidad fue reconocida como una de las tres directivas prioritarias del Plan Internacional de Acción sobre Envejecimiento de Madrid, avalado por las Naciones Unidas en el 2002. Lograr que las ciudades sean más amigables con los mayores constituye una respuesta necesaria y lógica para promover el bienestar y el aporte de los residentes urbanos de mayor edad y mantener ciudades prósperas. Dado que el envejecimiento activo es un proceso que dura toda la vida, una ciudad amigable con los mayores es una ciudad para todas las edades.

Envejecimiento activo y ciudades amigables

El envejecimiento activo es el proceso de optimizar las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen. En una ciudad amigable con los mayores, las políticas, los servicios, los entornos y las estructuras proveen sostén

y facilitan el envejecimiento activo de las personas mediante:

• El reconocimiento de la amplia gama de capacidades y recursos existentes entre las personas mayores;

• La previsión de y respuesta flexible a las necesidades y preferencias relacionadas con el envejecimiento;

• El respecto por sus decisiones y elecciones del estilo de vida;

• La protección de las personas más vulnerables;

• La promoción de su inclusión en todas las áreas de la vida comunitaria y de su aporte a las mismas.

Dado que el envejecimiento activo es un proceso que dura toda la vida, una ciudad amigable con los mayores no sólo es “amigable con las personas de edad”. Los edificios y las calles libres de barreras mejoran la movilidad e independencia de personas con discapacidad, tanto jóvenes como mayores. Un entorno de barrios seguros permitirá a niños, mujeres jóvenes y personas mayores salir al exterior con confianza para participar activamente en actividades de recreación física y social.

ciudades-amigables-por-la-mejora-del-entorno-urbano-para-las-personas-mayoresEspacios al aire libre y edificios

El entorno y los edificios públicos tienen un impacto importante sobre la movilidad, la independencia y la calidad de vida de las personas mayores y afectan a su capacidad para “envejecer en casa”. En la consulta del proyecto de la OMS, las personas mayores y las que interactúan de manera significativa con ellas, describen una amplia gama de características del paisaje urbano y el entorno del edificio que contribuyen a la amigabilidad con los mayores. Las personas consultadas valoran las mejoras implementadas o en vías de implementación en ciudades de distintas etapas de desarrollo, y también señalan otros cambios que se deberían realizar.

• Entorno agradable y limpio La belleza del entorno natural de la ciudad es mencionada espontáneamente como una característica amigable con los mayores por personas en muchas ciudades. Por ejemplo, en Río de Janeiro y Cancún, se considera una ventaja indiscutible vivir cerca del océano, así como lo es vivir cerca del río en Melville y en Londres.

• Importancia de los espacios verdes. La existencia de espacios verdes es una de las características amigables con los mayores mencionada con mayor frecuencia. Sin embargo, en muchas ciudades existen barreras que impiden que las personas mayores hagan uso de los espacios verdes. En Nueva Delhi, por ejemplo, se sostiene que algunos de los espacios verdes presentan mal estado de conservación y se han convertido en basurables. En Himeji, algunos de los parques son considerados inseguros. En Melville se expresa preocupación por los baños inadecuados y falta de asientos. En Moscú se informa de que no hay protección contra el mal tiempo, mientras que en Udaipur se resaltan dificultades para llegar a los parques.

• Un lugar para descansar. La disponibilidad de zonas para sentarse es generalmente considerada como una característica urbana necesaria para las personas mayores; para muchos de ellos resulta difícil caminar por su área local sin disponer de un lugar para descansar. Las personas mayores y los cuidadores en Shanghai aprecian las áreas de descanso en su ciudad. En Melbourne, se considera un hecho positivo el reordenamiento de áreas para sentarse al aire libre. Sin embargo, existe cierta preocupación sobre la invasión de las áreas públicas con asientos por personas o grupos intimidatorios o que exhiben un comportamiento antisocial.

• Aceras amigables con la edad. El estado de las aceras tiene un impacto evidente sobre la capacidad para caminar en el área local. Las aceras angostas, dispares, rotas, con cordones altos, congestionadas o que presentan obstrucciones presentan peligros potenciales y afectan a la capacidad de las personas mayores para transitar a pie. Los informes de aceras inadecuadas demuestran que este es un problema casi universal. En muchas ciudades, como la Ciudad de México, Río de Janeiro y Jamaica, los peatones se ven obligados a compartir las aceras con vendedores callejeros. En otras ciudades, como La Plata, Moscú, Ponce, Puerto Rico y la región metropolitana de Ruhr, la presencia de automóviles estacionados sobre la aceras obligan a los peatones a caminar por la calle.

Las características que se detallan a continuación se sugieren con frecuencia para que las aceras sean amigables con la edad:

• Superficie lisa, nivelada, anti-deslizante;

• Ancho suficiente para sillas de ruedas;

• Cordones en declive nivelados con la calle;

• Libre de obstrucciones como vendedores callejeros, autos estacionados y árboles; y

• Prioridad de acceso para peatones.

• Cruces peatonales seguros

• Accesibilidad

• Entorno seguro

La sensación de seguridad en el entorno de vida particular afecta fuertemente a la predisposición de las personas para moverse en la comunicad local. Esto, a la vez, afecta su independencia, su salud física, su integración social y su bienenestar emocional.

Una sugerencia realizada en La Plata para mejorar la seguridad consiste en involucrar a la comunidad, por ejemplo: promoviendo grupos auto-organizados entre las personas mayores para proveer mayor seguridad afuera del hogar, y suministrando más políticas.

En Turquía los terremotos son frecuentes, y las personas mayores en Estambul están preocupadas por el hecho de que la ciudad no ha sido diseñada para minimizar el riesgo de lesiones causadas por terremotos.

• Caminos y bicesendas: Los caminos y las bicisendas con vistas como parte de un entorno amigable con la edad y promotor de la salud, aunque también se observan peligros. En Ginebra los ciclistas son considerados un peligro para las personas mayores.

• Edificios amigables con la edad: En muchas ciudades, incluyendo Himei, Mayaguez y Nueva Delhi, se hace referencia al hecho que los edificios nuevos son accesibles y que se están realizando mejoras para que los edificios sean más accesibles. Las características generales que se consideran necesarias para que los edificios sean más amigables con la edad se enumeran a continuación: ascensores, escaleras mecánicas, rampas, etc.

• Baños públicos adecuados: La disponibilidad de baños limpios, ubicados estratégicamente, correctamente señalizados, accesibles para personas con discapacidad, es considerada una característica importante amigable con la edad del entorno edificado. En Halifax, se observa que las puertas de los baños son pesadas.

Transporte

La habilidad de trasladarse por la ciudad determina la participación social y cívica y el acceso a servicios comunitarios y de salud.

• Disponibilidad: La mayoría de las ciudades proveen servicios de transporte público, aunque no en todas las zonas.

• Accesibilidad en cuanto a costos: En algunas ciudades se informa sobre la existencia de transporte público gratuito para los acompañantes de las personas mayores.

• Confiabilidad y frecuencia: Algunas personas mayores, en particular aquellas que viven en países desarrollados, señalan que la frecuencia de los servicios de transporte en su ciudad es buena, entre otras cuestiones.

La vivienda es esencial para la seguridad y el bienestar. Existe una relación entre la vivienda adecuada y el acceso a los servicios comunitarios y sociales que influye sobre la independencia y la calidad de vida de las personas mayores.

Se valoró en este punto la accesibilidad en cuanto al costo, los servicios esenciales (por ejemplo en Islamabad, las viviendas en zonas e bajos ingresos no poseen suministro de energía eléctrica, gas o agua). En cuanto al diseño, se considera como importante que las personas mayores vivan en instalaciones construidas con materiales adecuados y estructuralmente sólidos. En relación a la realización de modificaciones, la capacidad de modificar la vivienda también afecta a la capacidad de las personas mayores de seguir viviendo cómodamente en su hogar.

Las personas mayores son reacias a mudarse porque tienen vínculos familiares y comunitarios, que les da una especie de “seguridad psicológica”.

Participación social

La participación social y el apoyo social están estrechamente vinculados con la buena salud y el bien- estar durante todo el ciclo vital. La participación en actividades comunitarias de recreación, sociales, culturales y espirituales, así como en actividades familiares, le permite a las personas mayores seguir ejerciendo su competencia, gozar de respeto y estima, y mantener o establecer relaciones de apoyo y cuidado; fomenta la integración social y es la clave para mantenerse informado. Sin embargo, las personas mayores consultadas por la OMS indican claramente que la capacidad para participar en la vida social formal e informal no sólo depende de la oferta de actividades, sino además del acceso adecuado a transporte y a los medios económicos y del acceso a información sobre estas actividades.

“Cuando veo a mis colegas, me siento muy bien”. Persona mayor, Ciudad de México.

Respeto e inclusión social

Las personas mayores informan que experimentan actitudes y conductas conflictivas hacia ellos. Por un lado, muchas de ellas a menudo se sienten respetadas, reconocidas e incluidas, mientras por el otro lado, experimentan falta de consideración en la comunidad, en los servicios y en el seno de la familia. Este choque se explica en función de una sociedad y normas de conducta cambiantes, falta de contacto entre generaciones, y una ignorancia difundida hacia el envejecimiento y las personas mayores. De la consulta resulta claro que el respeto y la inclusión social hacia las personas mayores requieren más que un cambio social. Factores como cultura, género, estado de salud y status económico juegan un papel importante. El grado de participación de las personas mayores en la vida social, cívica y económica de la ciudad también está estrechamente relacionada con su experiencia de inclusión.

En cuanto a la conducta respetuosa e irrespetuosa, se han encontrado diversas opiniones:

“Caminas por la calle y las personas te sonríen; entras a un negocio y te atienden; hasta los niños te saludan aún sin conocerte”. Persona mayor, Melbourne

“Te miran como si ya pasaste de la fecha de vencimiento y no te quieren atender”. Persona mayor, Melville

Participación cívica y empleo

Las personas mayores no dejan de contribuir a sus comunidades después de su retiro de la actividad económica. Muchas de ellas siguen proveyendo trabajo voluntario ad honorem para sus familias y comunidades. En algunas áreas las circunstancias económicas obligan a las personas mayores a mantener un trabajo remunerado mucho después de su edad jubilatoria. Una comunidad amigable con la edad provee opciones para que las personas mayores sigan contribuyendo a sus comunidades, ya sea a través de un empleo remunerado o trabajo voluntario, según su elección, y estén involucradas en el proceso político. Muchas personas mayores desean continuar trabajando y algunas de hecho lo hacen.

Adicionalmente, las personas mayores que participaron en el proyecto de la OMS expresaron el deseo y la voluntad de trabajar como voluntarias en sus comunidades. Las personas mayores en la mayoría de las ciudades tienen acceso a oportunidades de empleo y actividades voluntarias, y por lo general se sienten respetadas por su aporte. A las personas mayores les gustaría tener más oportunidades de empleo, y les gustaría que las oportunidades actuales de empleo y trabajo voluntario estén mejor adaptadas a sus necesidades e intereses. También les gustaría ver un esfuerzo mayor para alentar la participación cívica, y sienten que existen barreras para la participación, incluyendo barreras físicas y estigmatización cultural relativa a la participación de personas mayores.

• Opciones de voluntariado para personas mayores

“Se ha comprobado científicamente que el trabajo voluntario contribuye a una vida saludable y prolongada”. Persona mayor, Halifax

• Mejores opciones de empleo y más oportunidades

“Mi madre a menudo habla de trabajar, pero sé que ella no podría hacerlo. Simplemente le gustaría tener su propio dinero”. Cuidador, Jamaica

“Debemos ayudar a las personas mayores a permanecer empleadas. El trabajo es un regalo de salud y de vida”. Proveedor de servicios, Trípoli

ciudades-amigables-por-la-mejora-del-entorno-urbano-para-las-personas-mayoresComunicación e información

Los participantes de los grupos focales convienen fuertemente en que es vital para el envejecimiento activo mantener-se conectados con eventos y personas, y recibir información oportuna y práctica sobre cómo administrar su vida y atender sus necesidades personales. “Se torna peor a medida que uno envejece….a medida que las facultades se desmejoran, este tipo de cosa provoca mayor estrés”. Persona mayor, Halifax.

Apoyo comunitario y servicios de salud

Los servicios de salud y de apoyo son vitales para mantener la salud y la independencia en la comunidad. Muchas de las preocupaciones mencionadas por las personas mayores, los cuidadores y proveedores de servicios en los grupos focales se refieren a la disponibilidad de cuidado suficiente y de buena calidad, apropiado y accesible. Los participantes de la consulta de la OMS informan sobre sus experiencias desde contextos de sistemas muy diferentes con expectativas muy distintas; sin embargo, en todas partes las personas mayores expresan un claro deseo de apoyo básico de salud e ingresos. En todas partes se considera que los costos del cuidado de la salud son muy altos, y se expresa un deseo uniforme de cuidado de costo accesible.

“Me he enterado de tantas personas mayores que postergan su visita al médico, y su salud se deteriora progresivamente, porque no tienen el dinero.” Persona mayor, Portland.

Red mundial de ciudades y comunidades amigables con las personas mayores

Este proyecto aborda de manera integral los aspectos que afectan al día a día de pueblos y ciudades, promoviendo la participación de los propios interesados, las personas mayores, teniendo en cuenta sus necesidades, percepciones y opiniones a lo largo de todo el proceso de análisis y mejora del municipio.

Numerosas ciudades y pueblos de todas partes del mundo se han unido a esta Red; municipios que han decidido optimizar las condiciones de vida de las personas mayores, potenciando políticas de envejecimiento activo como forma más eficiente de mantener y mejorar la calidad de vida de las y los mayores.

Un la ciudad o comunidad amigable con las personas mayores las políticas, los servicios y las estructuras relacionadas con el entorno físico y social de la ciudad se diseñan y reorganizan para apoyar y permitir a las personas mayores vivir dignamente, disfrutar de una buena salud y continuar participando en la sociedad de manera plena y activa.

En definitiva, una ciudad amigable con las personas de mayor edad:

• Reconoce la diversidad de las personas mayores;

• Promueve una cultura de inclusión compartida por personas de

todas las edades;

• Respeta sus decisiones y opciones de forma de vida;

• Anticipa y responde de manera flexible a sus necesidades y preferencias relacionadas con el envejecimiento activo.

Informaciones

IMSERSO es la Entidad Gestora de la Seguridad Social para la gestión de los Servicios Sociales complementarios de las prestaciones del Sistema de Seguridad Social, y en materia de personas mayores y personas en situación de dependencia (Espanha).

Acesse Aqui. El texto pode ser leído en la íntegra Aquí

 

Portal do Envelhecimento

Portal do Envelhecimento

Redação Portal do Envelhecimento

portal-do-envelhecimento escreveu 2599 postsVeja todos os posts de portal-do-envelhecimento