El deseo científico de abolir la vejez

¿Podrá alguna vez la ciencia encontrar el mecanismo biológico que detenga el envejecimiento? El planteo, que acaso a algunos les resulte fantasioso, es la base sin embargo del programa más audaz de los biólogos.

Redacción ElDíanonline (Argentina) *

 

“No veo por qué no podríamos abolir la vejez”, contestó João Pedro de Magalhães, profesor e investigador de la Universidad de Liverpool, a la periodista argentina Nora Bär, especializada en temas científicos.

La respuesta de Magalhães explicita, de algún modo, el sueño de muchos científicos, para quienes conociendo los engranajes íntimos del envejecimiento, se los podría manipular.

Advirtiendo las implicancias antropológicas de esa conquista, la entrevistadora fue al grano: ¿Por qué tenemos que intentar seguir prolongando la vida? ¿Hay un límite?, preguntó

“Preservar la vida y la salud debe ser la meta principal de la investigación biomédica”, contestó el científico. Y añadió: “Hoy, existen limitaciones obvias acerca de cuánto podemos retrasar el envejecimiento y extender la vida, pero con el actual progreso científico y tecnológico no veo razón alguna de por qué no podemos abolir el envejecimiento”.

Hasta ahora los tratamientos antiedad pasan por abandonar el cigarrillo, hacer actividad física, tener una buena dieta y un buen control médico. Esta estrategia ha logrado hasta aquí extender la expectativa de vida.

Sin embargo, eso no alcanzaría. La única forma de lograr un incremento sustancial de la longevidad sería descubrir formas de detener el proceso en sí mismo. Y eso se obtendría descifrando los engranajes biológicos que llevan al deterioro de las funciones del organismo.

Pues bien, en eso anda la biología celular o molecular, que hasta ahora maneja hipótesis sobre el asunto. “Posiblemente la teoría sobre el daño del ADN (a lo largo de la vida) es la más aceptada, aunque no está probada”, explicó Magalhães.

El científico, para apoyar el sueño científico, dice que algunas especies parecen no envejecer. “Hay tortugas que no muestran signos de envejecimiento: algunas viven hasta 138 años y, en particular, las Galápagos llegan a los 177. Hay peces que viven más de 100 y murciélagos que pesan 10 gramos y viven 34 años”, indicó.

Como sea, el tema no deja de ser controversial: a menos que se encuentre la fórmula de la inmortalidad –y que la muerte desaparezca como tal- ¿acaso se busca un envejecimiento saludable? Y en esta línea, ¿qué sentido tiene prolongar la vida el mayor tiempo posible?

El terreno es movedizo si se piensa que por otro lado hay una corriente de pensamiento que aboga por la eutanasia, la doctrina según la cual está permitido abreviar la vida de un enfermo, sobre todo de ancianos, con el fin de ahorrarle los sufrimientos de la agonía.

¿En qué medida detrás del deseo de abolir la vejez no existe, en realidad, la intención de seguir estirando la vida de manera artificial, en cualquier tipo de condiciones y por cualquier clase de medios?

Una cosa es mejorar la salud en los mayores y otra es querer tocar el reloj de la vida más allá de lo aconsejable, con la intención de aumentar la población longeva. Por lo demás, no está claro que esa población recibirá en el futuro un trato más benigno del que hoy recibe.

Como se preguntaba incisivamente el filósofo francés Gustave Thibon: “¿De qué sirve multiplicar el número de viejos si es para hacer de ellos unos inútiles y unos exiliados, para relegarles a la indiferencia y al olvido?”.

Fuente: Editorial de ElDíaonline en 23 marzo, 2013 – Aquí . Disponible Aquí

Portal do Envelhecimento

Portal do Envelhecimento

Redação Portal do Envelhecimento

portal-do-envelhecimento escreveu 363 postsVeja todos os posts de portal-do-envelhecimento