Adultos mayores: políticas y cuestiones sociales

Los adultos mayores y la sociedad en general necesitan instituciones sólidas y bien administradas. Poco a poco nuestros adultos mayores jubilados o no deben dejar de vivir con tantas restricciones y haberes previsionales que son verdaderos mendrugos en la inmensa mayoría de los casos.

Leonardo Strejilevich *

 

Salta/Argentina – El Estado tiene que recaudar, cuidar y asignar bien los aportes y contribuciones al sistema previsional. La pobreza en la que viven la mayoría de los adultos mayores y jubilados es consecuencia directa de la ausencia de instituciones fuertes, sólidas y previsibles.

Sin instituciones, la gente no tiene defensa frente a los vaivenes del Estado y sus políticas. Las cuestiones a atender y resolver son:

l. Articulación entre políticas, instituciones y organizaciones,

2. Debate permanente de la problemática de la vejez y el diseño de lineamientos y modelos superadores de alto impacto y de costo racional,

3. Inclusión en la agenda pública y privada de la situación sociosanitaria de los mayores y la necesidad de brindar respuestas institucionales y no institucionales,

4. Acuerdos con diversos “socios” y diversas fuentes de financiamiento para un accionar programático de buena calidad,

5. Reingeniería articulatoria prestacional integral con coordinación rápida, efectiva y eficiente de la oferta de servicios sociales y sanitarios,

6. Superación y abolición del cortoplacismo y la supresión de intereses ajenos a la tercera y cuarta edad ya que, cuando se trabaja con y para los mayores, se lo hace siempre para varias generaciones.

7. Integración de todos los actores sociales de la comunidad,

8. Construcción de redes que operen sin liderazgos ilegítimos o impuestos por individuos, grupos u organizaciones,

9. Introducción de actores privados en un mix con el Estado en la atención integral del proceso de envejecimiento de la población,

10. Sustitución de servicios costosos por servicios menos costosos e igualmente o más beneficiosos para los mayores,

11. Estimulación autoorganizativa de los mayores en núcleos autogestionarios,

12. Transformación de la “dependencia” de los mayores con respecto a las organizaciones que los atienden y protegen en una actitud protagónica, participativa y corresponsable del beneficiario o cliente.

13. Capacitación permanente de una masa crítica de expertos en gerontología social y su participación inexcusable en el nivel de las decisiones tecnopolíticas que se tomen para con los mayores, en todo el país y con enfoque local y regional,

14. Capacitación y acreditación de una gran masa de recursos humanos (auxiliares gerontológicos formales o profesionales, agentes sanitarios gerontológicos urbanos y rurales, promotores de salud, dinamizadores sociales, cuidadores domiciliarios e institucionales, profesores de educación física para mayores, gestores administrativos, voluntarios sociales, terapistas ocupacionales, psicólogos intervencionistas, etc.) que formen equipos pluridisciplinares en oferta permanente. Esto supone, un concepto de verdadera contención y tratamiento integral de los problemas y la creación de un inmenso mercado laboral para los prestadores hasta ahora desatendido.

Fuente: El Intransigente, 29/10/2013. Aquí

 

Portal do Envelhecimento

Portal do Envelhecimento

Redação Portal do Envelhecimento

portal-do-envelhecimento escreveu 326 postsVeja todos os posts de portal-do-envelhecimento